viernes, 30 de diciembre de 2011

Oración metafísica para la Sanación


Yo soy amor.

Yo soy salud.

Yo soy paz.

Merezco ser amada/o.

Merezco ser feliz. Merezco estar sana/o.

Hoy comienza mi sanación de cuerpo, mente y espíritu.

Me perdono por lo errores que cometí sin olvidar ninguno;

porque no soy culpable de nada,

no pude ni supe actuar de otro modo en esos momentos.

Perdono a todas las personas por las que sentí algún enojo;

las acepto porque no pudieron ser como yo quería;

las libero y me libero del rencor para siempre.

Cancelo definitivamente el pasado en el presente, para liberar mi futuro.

Dejo de juzgarme y de juzgar a los demás para siempre.

Entrego ahora mismo todo mi dolor, mis errores y mi enfermedad a ti:

Dios Padre Santo, para que lo transformes en salud, amor y paz.

Acepto todo como está ahora, con paciencia,

para comenzar a sanarme definitivamente.

Merezco disfrutar del amor de mis seres queridos.

Padre, tu estás en mí y yo en ti.

Por tu Poder Divino y tu Amor Eterno dentro de mí,

decido sanar mi cuerpo, mi mente y mi alma.

Abro mi corazón a tu Amor,

que me envuelve con su luz radiante revitalizando cada célula de mi organismo

Cada pensamiento negativo, se convierte en positivo,

recreándome en una nueva vida llena de amor y alegría,

que voy a compartir amando, comunicando todo lo que siento.

Deseo sanarme de todo corazón.

Luego ayudaré a sanar a los demás y cumplir así con mi

Misión de Amor y Comunicación de Amor en esta vida.

¡Gracias universo que ya es!

Amén.

Námaste

3 comentarios:

  1. Elida, que linda oración, me gustó mucho!
    Que tengas un hermoso comienzo del nuevo año!

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias querida Teresita! Sí, es preciosa la oración. No es de mi autoría. Es una oración que repetida una y otra y otra vez, se hace carne en nosotros; al igual que las oraciones de agradecimiento.
    ¡Buen 2012 Teresita! Te deseo un Nuevo Año pleno de Salud, Gratitud y Amor. Un abrazo de luz. Élida.

    ResponderEliminar
  3. Bello muy linda oracion

    ResponderEliminar

¡Námaste!